16 de octubre, Día Mundial de la Alimentación

En el Día Mundial de la Alimentación, CASMER recomienda disfrutar de las comidas, ingiriendo los alimentos despacio, haciéndolo – cuando sea posible – en compañía, y utilizando alimentos naturales, de manera de evitar el consumo de productos *ultraprocesados” en el día a día con excesiva cantidad de grasas, azúcar y sal.

Una alimentación balanceada comienza con un buen desayuno, y nos requiere no saltarnos ninguna de las cuatro comidas diarias. Si logramos descubrir el gusto de cocinar y hacer de esta una actividad compartida, vamos a mejorar la calidad de nuestras comidas, aprendiendo a ser crítico con la información y mensajes publicitarios sobre los diferentes productos.

Lograr una alimentación balanceada y complementándola con la práctica de actividad física – al menos dos horas y medias semanales – reduciendo a la vez el tiempo que permanecemos sentados, vamos a mejorar nuestra calidad de vida.